Olores en la nevera | Consejos y trucos

Según un estudio reciente publicado en la revista científica Food Quality and Preference, los olores de la nevera pueden tener un impacto significativo en nuestra percepción del sabor de los alimentos. Los investigadores descubrieron que los olores de la nevera pueden afectar tanto a los alimentos que se almacenan en ella como a los que se cocinan y se consumen después.

El estudio demostró que la presencia de ciertos olores en la nevera, como los de cebolla, ajo y queso, puede afectar negativamente la percepción del sabor de otros alimentos, incluso después de que se retiren de la nevera. Además, los investigadores encontraron que los olores en la nevera pueden afectar la calidad de los alimentos en términos de su aroma y sabor.

Para evitar estos problemas, los expertos recomiendan limpiar la nevera con regularidad, eliminando los alimentos viejos y lavando las estanterías y los cajones con agua caliente y jabón. También sugieren almacenar los alimentos en recipientes herméticos para minimizar la transferencia de olores y para mantener los alimentos frescos durante más tiempo.

También es importa saber guardar los alimentos en la nevera para evitar los olores. Expertos en seguridad alimentaria han destacado recientemente la importancia de almacenar los alimentos de manera adecuada en la nevera para evitar malos olores y prevenir la contaminación cruzada.

Según los expertos, los alimentos crudos como la carne y el pescado deben almacenarse en la parte inferior de la nevera para evitar que los jugos goteen sobre otros alimentos y causen contaminación cruzada. Además, se recomienda colocarlos en recipientes cerrados o envueltos en papel de aluminio o film transparente.

Por otro lado, los alimentos cocidos o listos para comer, como las sobras o las ensaladas, deben guardarse en la parte superior de la nevera en recipientes herméticos para evitar que se sequen y se contaminen con otros alimentos.

Asimismo, es importante limpiar regularmente la nevera para evitar la acumulación de bacterias y malos olores. Para ello, se recomienda vaciarla y limpiarla con una solución de agua y vinagre o bicarbonato de sodio.

Trucos para acabar con los malos olores de tu nevera

  1. Vinagre blanco: coloca un recipiente con vinagre blanco en la nevera durante unas horas para absorber los olores desagradables. Si el olor es muy fuerte, puedes dejarlo durante toda la noche.
  2. Bicarbonato de sodio: espolvorea bicarbonato de sodio en un plato pequeño y colócalo en la nevera. El bicarbonato de sodio absorbe los malos olores y ayuda a mantener la nevera fresca.
  3. Carbón activado: coloca una bolsa de carbón activado dentro de la nevera para absorber los olores desagradables.
  4. Limón: corta un limón en dos y coloca las mitades en la nevera. El limón absorbe los malos olores y deja un aroma fresco.
  5. Café molido: coloca un poco de café molido en un plato pequeño y colócalo en la nevera. El café absorbe los olores y deja un aroma agradable.

Recuerda que es importante mantener la nevera limpia y organizada para evitar la acumulación de olores. Además, asegúrate de desechar los alimentos en mal estado para evitar que se produzcan malos olores. En Cash Gaymo Coín y Cash Gaymo Alahurín te ayudamos con trucos y consejos.

Compartir:

Deja un comentario