Cómo ser un experto y limpiar el microondas por dentro

Este electrodoméstico nos puede hacer la vida mucho más cómoda. Ha llegado a ser un instrumento fundamental en el día a día, sobre todo para calentar ciertos alimentos muy concretos como puede ser el café mañanero o alguna comida que se ha podido quedar fría. Incluso si tenemos pequeños en casa es una herramienta muy importante a la hora de tener el biberón bien calentito cuando el bebe lo necesita.

Es por ello, es no falta en ningún hogar y nos ayuda a ahorra tiempo y esfuerzo. También es una poderosa arma para descogelar cualquier tupperware y así olvidarnos de realizarlo mediante baño María o tener que deralo fuera en la nerva durante mucho tiempo.

Es un uso muy prolongado el que se le da, pero sin embargo, no se le da el mantenimiento apropieado ya que algo que se utiliza tanto es necesario, también, darle un mantemiento o limpieza bastante a fondo.

Una de las opciones más cotidianas es usar vinagre, ya que es un producto muy común y muy bueno para usar contra la suciedad. Para dejarlo como nuevo estos son los pasos que recomendamos:

  1. Separa las piezas del microondas y lavalas aparte. Plato, soporte, etc. Para ello es bueno usa un recipiente con agua y vinagre para mojar un trapo y empezar a frotar. Una vez esté listo sería necesario secarlo con otro trapo.
  2. Para lo siguiente es importante combinar en un bowl agua y una cucharada sopera de vinagre y ponerlo dentro del microondas.
  3. Hay que calentarlo durante cinco minutos. El vapor creado por el vinagre te va a ayudar a aflojar la suciedad del interior.
  4. Una vez realizado el paso anterior, retiramos el bowl y pasamos un trapo de microfibra por el interior del microondas. Hay que tener mucho cuidado porque estará muy caliente.
  5. Para terminar humedece con un trapo solo con un poquito de agua y así eliminarás cualquier rastro de vinagre en el microondas.

También existe la posibilidad de usar limón para ejecutar la limpieza de dicho aparato. El limón posee propiedades antibacterianas y ayuda a combatir contra los malos olores.

  1. Cortá el limón en trozos pequeños. Luego metelos en un bowl con 300 ml de agua.
  2. El bowl hay que introducirlo en el microondas. Calentalo durante 5 minutos. La combinación va a aflojar la suciedad que haya en el interior del microondas (además de las bacterias).
  3. Sacá el bowl transcurrido el tiempo. Es importante tener precaución porque va a estar muy caliente.
  4. Ahora al pasar un trapo por el interior del microondas quedará reluciente. Así removerás la suciedad. El limón debería dejar un aroma cítrico muy agradable en el microondas.

Con estas dos opciones nuestro microondas quedará como nuevo. Es un proceso que deberíamos repetirlo, como consejo, al menos una vez al mes ya que un dispositivo que tiene tanto recorrido a lo largo de la semana y que es tan necesario en nuestro día a día agradece que lo mimen un poquito.

Compartir:

Deja un comentario