Contentos los campesinos malagueños tras las precipitaciones: «Beneficios para todos los sembrados»

El sindicato agrario Asaja resalta el impacto positivo en los campos de trigo, vegetales y árboles frutales como el olivo, junto con el almendro, los frutos tropicales y los cítricos. Tras estos días podemos apreciar como tanto el campo como el ganado se encuentra pastando en Coín y Alhurín de la Torre en la provincia de Málaga.

El grupo agrícola Asaja ha emitido un informe positivo sobre las lluvias caídas en la provincia Málaga, Sobre todo Coín y Alhaurín de la Torre durante la última semana, lo que ha llevado a un aumento significativo en los niveles de agua embalsada. Son tantos los efectos positivos que se pueden observar en todas las cosechas de la provincia, especialmente en el trigo, los vegetales y los árboles frutales (como el olivo), junto con el almendro, las frutas tropicales y los cítricos, que han recibido la lluvia de forma «altamente beneficiosa».

Asaja ha destacado este día que la situación del olivar estaba «preocupante» en la fase de diferenciación de las yemas previa a la floración, por lo que estas lluvias han sido un impulso crucial para su desarrollo.

«Es notable que las lluvias han sido provechosas y se han distribuido uniformemente a lo largo de los cursos de agua, permitiendo una absorción eficaz en el suelo. Además, la falta de sol durante este periodo ha evitado una rápida evaporación, maximizando así la utilidad de las precipitaciones para los cultivos. Además, se espera que el aumento del flujo de agua de escorrentía continúe incrementando el caudal de los embalses en los próximos días», ha comentado Asaja.

Las lluvias han ocasionado una pausa en la recolección de cultivos como la patata y el espárrago, «sin embargo, no han causado daño alguno, sino más bien un beneficio mayor».

El sindicato agrario recuerda que el embalse de la Viñuela ha aumentado su volumen de agua del 9% al 16% de su capacidad total. Las lluvias han variado entre 70 y 100 litros por metro cuadrado según la zona, proporcionando un «alivio crucial» para la situación de agua en la provincia. Se ha pasado de 97 a 145 hectómetros cúbicos en tan solo 10 días, una cifra que probablemente seguirá creciendo debido a las escorrentías generadas por las lluvias. A pesar de las precipitaciones de estos días, los embalses de Málaga tienen 80 hectómetros cúbicos menos que hace un año.

Peticiones a las autoridades Asaja Málaga, a pesar de valorar que estas lluvias contribuirán a la sostenibilidad y el desarrollo de una campaña que se preveía «complicada», ha vuelto a instar a las autoridades a seguir invirtiendo en una red de infraestructuras hídricas que pueda garantizar la «optimización» de los recursos. Piden que se regulen cauces como los del río Grande o el Guadiaro, sin olvidar las soluciones que aprovechan las aguas regeneradas y las desaladoras, incluidas las marinas.

Compartir:

Deja un comentario